El Real Madrid nunca dimite. Y en la Champions nunca jamás. Los blancos supieron remontar el gol inicial de Kimmich y sobreponerse a su deficiente, horrible, portero. Lo hicieron con fútbol y personalidad. Lo hicieron yéndose a por el Bayern sin miedo. Y lo lograron gracias a su carácter y a su talento. Marcelo logró la igualada al filo del descanso con una volea cruzada y Marco Asensio, con un golazo marca de la casa, firmó el definitivo 1-2.

    • Deportes
    • Real Madrid

    Lleva tiempo en la agenda del Real Madrid, pero la actuación del jugador del Liverpool Mohamed Salah en la ida de la semifinal de la Champions League ante la Roma le ha hecho consagrarse y ya ocupa la cabeza en el ránking de galáctico blanco de este verano. La sensación de Europa saluda al Madrid.

  • motor

  • más deportes